Al redactar esta monografía hemos querido introducir al psiquiatra clínico en un acercamiento a la psicoterapia basado en la construcción de narrativas terapéuticas.

Hace dos años, Christophe Martinot y Susana Gómez-Lus, del equipo de Lundbeck, nos propusieron llevar a cabo un curso de formación en psicoterapia para un grupo de psiquiatras repartidos por todo el territorio español. El texto que tienes entre las manos es un resumen, a modo de introducción, de las ideas y del material que allí se trabajó.

Dirigir aquel curso rodó paralelo a un proyecto previo, el de redacción y de síntesis de nuestras ideas en forma de un nuevo libro de psicoterapia que está a punto de ser publicado por la editorial DDB. A los clínicos que, una vez leída esta breve guía, les resulte atractivo este acercamiento psicoterapéutico, podrán profundizar en él en ese otro texto

¿Qué es la enfermedad bipolar?

Este trastorno tiene dos denominaciones actualmente en uso: trastorno bipolar y enfermedad maníaco depresiva. El primer término es hoy en día el mas comúnmente usado y el que produce menos estigma. Este trastorno produce severos cambios del ánimo, yendo desde depresión, con ánimo excesivamente bajo a la manía, ánimo excesivamente alto. No se puede comparar a los cambios normales del ánimo que experimenta la mayoría de las personas. Puede ser muy destructivo causando rupturas en las relaciones, pérdida del trabajo, dificultades financieras (suele asociarse a gastos exagerados).

La depresión o es bajo estado de ánimo, implica cambios importantes en nuestra forma de sentir, de pensar y de actuar.

Nuestras emociones cambian. Puede que tengamos muchas ganas de llorar, notemos tristeza y no es infrecuente que aparezcan otros sentimientos desagradables como irritabilidad o ansiedad.

A nivel corporal suelen producirse cambios, como notar cansancio continuo y excesivo, perdida de apetito, problemas de sueño, tensión muscular, opresión en el pecho. También una importante disminución del deseo sexual.

Este esquema representa las reacciones emocionales y las conductas de los individuos, partiendo de la idea central de que las cosas que ocurren no son las que producen las perturbaciones, sino la opinión que las personas tienen sobre ellas.

Existe una gran cantidad de pensamientos que pueden impedir la realización o el disfrute de las actividades agradables. Te ofrecemos a continuación un listado de los principales pensamientos saboteadores de acción, y algunas de las posibles discusiones.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓