La investigación sobre acoso psicológico en el trabajo ha mostrado que este fenómeno se encuentra relacionado con distintas consecuencias negativas. En este campo de investigación, son escasos los estudios que incluyan variables moderadoras en sus diseños. El objetivo del presente estudio consiste

En este artículo se recogen distintos aspectos que se derivan del trabajo de investigación sobre si influyen o no los distintos cargos a la hora de abordar un conflicto. Se aborda el tema desde el origen y la definición de lo que se entiende por conflicto. Sus fases y cómo, además, el conflicto varía en función de cada una de ellas: desde el conflicto en sí, el enfoque de la parte en conflicto, hasta las tácticas usadas por las partes involucradas. Se explica por otro lado el desarrollo y el surgimiento de las categorías laborales estableciendo la génesis del agrupamiento de las personas, hasta acabar con el agrupamiento por niveles organizacionales o categorías laborales, que en la investigación realizada son tres: directivo, mando intermedio y colaborador. Finalmente encontrará el lector el estudio ad hoc, donde se analizan los distintos aspectos. En primer lugar, el objeto de estudio, que consiste en analizar si existen diferencias para cada estilo de afrontamiento entre cada uno de los cargos. Se utiliza el Thomas Killman Instrument (TKI) que consta de cinco estilos de afrontamiento de conflicto: Competencia, Colaboración, Compromiso, Evasión y Cesión. En segundo lugar, exponemos los resultados obtenidos y, por último, las conclusiones de los mismos. Observamos diferencias significativas en los estilos de gestión del conflicto, dependiendo del cargo de los sujetos, en la siguiente dirección: a mayor nivel jerárquico, utilizarán más el estilo de Competencia; a menor nivel jerárquico, los sujetos utilizarán más el estilo de Evasión.

El estilo de vida de este siglo ha gestado nuevas enfermedades relacionadas con el Stress laboral y la Desocupación, una de ellas adquirió la denominación de Burn Out.

El índice de desocupación en nuestro país toca cifras históricas, pero no solo los sin trabajo su-fren las consecuencias de los cambios de la globalización, un alto porcentaje de gente con trabajo sufren enfermedades psicosomáticas causadas por la falta de adaptación a las nuevas reglas del mercado.

El Burn-out es un estado de agotamiento físico, emocional y mental, causado por el involucrarse en situaciones emocionalmente demandantes, durante un tiempo prolongado (extraído de Pines and Aronson, 1989).

Más allá de parecer un tema de moda, el llamado síndrome de quemarse por el trabajo o burnout (en adelante SQT) se ha convertido en los últimos años en un problema que preocupa a muchos profesionales implicados en la prevención de riesgos laborales y académicos interesados en el estudio del estrés laboral. Por una parte, nos encontramos ante una demanda social que implica elevados costes personales y económicos en numerosas empresas e instituciones, al mismo tiempo que tiene repercusiones directas sobre la salud y los servicios que prestan a la ciudadanía. Por otra parte, las últimas publicaciones sobre el tema, en congresos nacionales e internacionales o artículos científicos, ponen de manifiesto la necesidad de tener un cuerpo teórico sólido que siente las bases para la prevención y el tratamiento del problema.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓