Si ya ha comenzado a realizar las acciones oportunas para con¬seguir el primer objetivo y todo funciona bien, debería llevar algunos días sin jugar. Siga así, muy bien, y poco a poco irá benefi¬ciándose de las ventajas de abandonar el juego. Cuando lleve una semana sin jugar, puede comenzar con el segundo objetivo.

Probablemente estará pensando que no puede estar toda la vida sin manejar dinero o sin entrar en los locales donde haya máquinas tragaperras, ya que además en nuestro país tienen una amplia difusión. Tiene toda la razón, es necesario, de cara a man¬tenerse sin jugar a lo largo del tiempo, que aprenda a resistir el impulso de jugar ante las situaciones asociadas al juego, permi¬tiéndole recuperar gradualmente el control. Para ello va a tener que realizar la tarea que se explica a continuación.


 

Formato
.doc
Páginas
6

 

DESCARGAR

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓