¿Se siente atrapado en un ciclo de pensamientos indeseables y negativos? ¿Siente que tiene que hacer las mismas cosas una y otra vez sin alguna razón?

Esta guía que tienes en tus manos pretende ofrecer de manera sencilla una visión integral del desorden obsesivo compulsivo, con una finalidad concreta: cuánto mayor es nuestro conocimiento y comprensión de aquello que nos ocurre, mayor es la posibilidad de hacerle frente con éxito. Dicho de otra manera debemos conocer cuál es el problema antes de intentar solucionarlo.


¿Qué son los ataques y el trastorno de pánico y cuáles son sus causas?

Introducción: El trastorno de pánico es una enfermedad muy común que afecta a una de cada treinta personas, o sea, alrededor de un millón de personas en nuestro país. Su origen tiene una base neurobiológica y genética, influyendo también otros factores como el aprendizaje infantil y el estrés acumulado en los meses previos a su aparición. Se inicia generalmente entre los 20 y 30 años de edad. Prácticamente, se ha comprobado que el 3% de la población general tiene el sistema de alarma del cerebro hipersensible, por lo cual el umbral para que se dispare la respuesta de alarma es más bajo.

El estrés es un rasgo distintivo de la vida que puede ser tan protector como dañino. Desgraciadamente, el “estrés” se contempla demasiado a menudo en un contexto negativo cuando, de hecho, nos permite adaptarnos al cambio. El estrés protector es parte de un proceso natural –cuando el cuerpo se siente amenazado, reacciona siempre con los mismos mecanismos generales de adaptación–. Los síntomas físicos que se producen cuando sufrimos de estrés nos permiten “huir” o “luchar contra” la amenaza. Esta respuesta es un mecanismo de protección básico en la vida que aumenta las defensas y la preparación física y mental –centra la atención y moviliza la energía y los recursos necesarios para poder adoptar la acción adecuada–. El estrés nos permite, por tanto, seguir siendo productivos incluso en situaciones de cambio y desafío. Las reacciones ante una situación de estrés dependen de nuestra personalidad, de nuestra experiencia profesional y de nuestro bienestar físico y emocional.

Con relativa frecuencia los seres humanos nos enredamos innecesariamente en asuntos que nos estresan, nos atormentan y nos amargan la vida.

Este cuaderno que aquí presentamos va de ésto y pretende compartir con usted alguna información sobre el estrés y  algunos cuentos y metáforas que nos muestran otra perspectiva de las cosas y problemas y que pueden ayudarnos a desenredarnos y vivir mejor.

El cuaderno es, pues, una invitación y estímulo para la reflexión, pero no sólo. Puede ser también un cuaderno de trabajo con el que poder experimentar y sacar conclusiones que orienten la acción de cómo afrontar mejor algunas de nuestras preocupaciones y problemas. Desde esta perspectiva, el cuaderno puede resultar práctico, ameno y didáctico. Al menos, este es nuestro propósito.

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓