Introducción: El objetivo del estudio fue evaluar la eficacia de la psicoterapia de grupo en l a evolución de primeros episodios psicóticos. Método: Mediante un estudio naturalístico compara- mos la evolución al cabo de 6 años de 37 primeros e pi - sodios psicóticos: 12 acudieron a terapia de grupo du- rante al menos dos años y el resto recibió tratamie nto convencional. Se realizaron entrevistas de evaluaci ón al mes, 3, 6, 9 meses, al año y a los 6 años. Resultados: los resultados al año sólo muestran dif e - rencias en cuanto al insight y motivación por el tr ata - miento. Los resultados al final del estudio son sign ifi - cativamente mejores para los pacientes que recibier on terapia de grupo a nivel sintomático (positive-PAN SS, negative-PANSS), adaptación funcional (GAF, rela- ciones sociales y autonomía). Conclusión: las intervenciones psicoterapéuticas, e n- tre ellas las de orientación grupal, favorecen la r ecu- peración del paciente psicótico no sólo en lo refer ente a los síntomas específicos sino también en su funcio - namiento global.

Durante los últimos años ha habido un creciente interés sobre el problema de la cognición en la esquizofrenia. El mayor foco de interés de los investigadores ha descansado sobre la relación del deterioro cognitivo con los síntomas positivos y negativos de la enfermedad así como con la funcionalidad. Sin embargo muy pocos estudios se han centrado, específicamente, en determinar el curso del deterioro cognitivo a lo largo de la evolución de la enfermedad. La mayoría de quienes lo han intentando han empleado una metodología consistente en comparar transversalmente el estatus cognitivo de pacientes en diversos estadios evolutivos de la enfermedad. Solo una minoría ha empleado una metodología longitudinal. Este artículo revisa un total de 31 estudios transversales y 43 longitudinales en pacientes con esquizofrenia. La gran variabilidad de criterios y métodos dificulta enormemente la obtención de conclusiones a partir de los diversos hallazgos. Tras una exhaustiva revisión de la literatura sobre este asunto, los autores aprecian que hay dos tendencias principales: 1) El deterioro cognitivo evoluciona progresivamente a lo largo de la enfermedad (tesis predominante en los estudios de metodología transversal) y 2) El deterioro cognitivo permanece estable una vez que hace aparición (la tesis predominante de los estudios longitudinales). Los autores concluyen que la pregunta sobre la posible evolución del deterioro cognitivo no puede aún ser respondida por la carencia de suficientes estudios longitudinales con metodología rigurosa y suficientemente extensos.

El paciente con extrema agitación, delirio, comportamiento violento o psicosis aguda es un problema de evaluación frecuente en la sala de urgencias de un hospital general. En cambio, en los servicios de urgencias pediátricas, la tradicional infrecuencia de este tipo de cuadros puede conducir a un cierto grado de imprevisión e ineficiencia en la atención inicial a estos casos.

La Organización Mundial de la Salud identifica al suicidio y a sus intentos como uno de los problemas más graves de salud que pueden afectar a las personas y, es por ello, que recomienda a todos sus estados miembros que sea atendido de orma prioritaria.

  • El suicidio aparentemente se nos presenta como una solución permanente ante un intenso dolor emocional, mental y/o físico temporal, o para las  relaciones interpersonales disruptivas. Aunque no lo parezca, muchas veces la desesperanza, el dolor y el vacío son estados temporales, no permanentes.

Para que las decisiones clínicas sean adecuadas, eficientes y seguras, se precisan profesionales con conocimientos y habilidades actualizados. Aunque la información científica es más accesible que nunca, las numerosas referencias, la falta de tiempo y la necesidad de graduar la importancia de la evidencia científica hacen necesarias ciertas herramientas dirigidas al apoyo de la toma de decisiones clínicas. Las Guías de Práctica Clínica (GPC) dan respuesta a las preguntas más relevantes que se pueden realizar ante un enfermo con una patología concreta y presentan la evidencia científica en forma de recomendaciones graduadas según la calidad de los estudios que las apoyan.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓