Este manual tiene por objeto, facilitar el proceso de aprendizaje vivencial, promoviendo acciones de salud mental en el trabajo, escuela, familia y comunidad.

Se proponen juegos, técnicas, rondas y dinámicas en los cuales se pueden expresar sentimientos y emociones que servirán para fortalecer diversos aspectos de la vida del niño y de la niña, el joven y adolescente, maestros, padres de familia y comunidad; especialmente aquellos que se encuentran atravesando momentos difíciles en su vida.

En la mayor parte de las naciones desarrolladas, y en los sectores socioeconómicos altos y medios de muchos países en desarrollo, los niños y jóvenes de hoy enfrentan una revolución tecnológica que está reconfigurando buena parte de los fenómenos económicos, políticos y culturales que forman parte de su vida diaria.

Los cambios derivados de esta revolución tienen un impacto importante en la manera como ellos juegan y aprenden, e incluso en cómo viven y cuáles son sus expectativas de trabajo en el futuro.

Una forma muy importante de aprendizaje se produce a través de la experiencia que obtenemos por las consecuencias de nuestros actos. Si queremos que nuestr@s hij@s aprendan comportamientos positivos, tendremos que fortalecérselos.


El REFORZAMIENTO es un método de fortalecimiento de conductas. Se utiliza para aumentar aquellas conductas que queremos que se repitan. Por ejemplo: dar un premio después de que se realice algo deseado.


Hay que tener en cuenta también que l@s niñ@s aprenden en gran medida por imitación, por lo que los padres y madres somos sus modelos.

Desde que nacemos, hombres y mujeres necesitamos de los demás para poder sobrevivir y desarrollarnos como personas. Somos esencialmente seres en relación. La solidaridad está en la base de estas relaciones, que se han ido deteriorando progresivamente en nuestra sociedad.

Luchar por la justicia y la solidaridad es trabajo de tod@s. Para ello, es necesario despertar la conciencia social, que debe ser transmitida a lo largo de nuestra vida para, a través de ésta, poder comprometernos gradualmente en acciones sociales adecuadas.

El tiempo libre es el espacio temporal no ocupado por las obligaciones o necesidades inevitables. Es un tiempo para hacer las cosas que un@ desea hacer y que le satisfacen; un tiempo para desarrollar la libertad, la autonomía y la independencia.

El ocio es una forma de ocupar el tiempo libre mediante actividades autónomamente elegidas, cuyo desarrollo, y no sólo su resultado, resulte placentero o sea satisfactorio. El ocio implica libertad de elección de una actividad y libertad en el desarrollo de la misma.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓