Los adolescentes ejemplifican, en toda su ambigüedad, la dinámica del cambio. Productos de una crisis de la socialización y representación de la misma, agentes de inquietudes sociales y depositarios de ansiedades desplazadas, sujetos y víctimas de muchos desajustes sintomáticos del funcionalismo social, paradigmas del cambio y de las cuestiones irresueltas, los adolescentes son la diana de múltiples miradas, y deben ser el horizonte de una reflexión crítica sobre nosotros mismos. Sobre todo, porque son en parte nuestra criatura y, más aún, porque representan el futuro colectivo.

Con el fin de mejorar la atención educativa en el aula de logopedia se ha llevado a cabo un Proyecto de Innovación: “Tratamiento de las alteraciones del lenguaje usando como recurso el ordenador”, para ello se ha seleccionado un software educativo adecuado a los alumnos del C. P. San Félix atendidos en el aula de logopedia y se ha planificado su uso de acuerdo con los objetivos individuales establecidos para cada niño. Paralelamente ha servido para elaborar material adaptado de algunos temas de conocimiento del medio para alumnas con deficiencia auditiva de 4º y 6º de Educación Primaria. Este proyecto ha recibido una ayuda económica de 1.502,53 euros de la Consejería de Educación y Cultura de la Región de Murcia.

Consiste en hacer escuchar varios pares de palabras, algunas de pronunciación parecida y otras iguales. Los niños deben indicar si las palabras escuchadas son iguales o diferentes. No es necesario pedirles una respuesta verbal. Basta con un signo de cabeza. Para la evaluación se suman las respuestas correctas.

En general se las conoce como dislexias, si bien este término no es unívoco y existe una gran disparidad de criterios para unificar el sentido último del mismo. Hoy parece que cobra cierta entidad la definición que con un carácter educativo y social hace  Critchley al afirmar que es una alteración que se manifiesta por la dificultad en el aprendizaje de la lectura a pesar de haber seguido una instrucción convencional, tener una inteligencia adecuada y oportunidades socioculturales. Depende de dificultades cognitivas fundamentales que tienen frecuentemente un origen constitucional.

La pragmática puede definirse como el uso social del lenguaje, es decir, la capacidad de entender las intenciones de los demás cuando hablan y de expresar las propias, de una forma eficaz y con un manejo del código apropiado al contexto. Trastornos de este aspecto del lenguaje, es decir, trastornos
pragmáticos, se han descrito en varios cuadros patológicos del desarrollo infantil, como la deficiencia mental asociada al síndrome de Williams o al síndrome del cromosoma X frágil , pero es sobre todo en el conjunto de los trastornos generalizados del desarrollo (TGD) donde se pueden observar en su mayor extensión.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓