Presentamos aquí una muestra de la eficacia de la psicoterapia en el tratamiento de trastornos psicosomáticos. El paciente, estudiante de veintiún años, presentaba una activación fisiológica excesiva que le llevaba a ir al baño con cierta urgencia y frecuencia. Unido a esto, se daba un miedo notable a llamar la atención al ir al aseo e, incluso, a no llegar a tiempo. Estaba faltando a clases y renunciando a salir con amigos, de viaje, etc., con el consiguiente deterioro de su vida académica y social. Asimismo,  llevaba dos años en tratamiento farmacológico. Además de los  síntomas del Síndrome de Intestino Irritable, se detectaron problemas de ansiedad situacional y social y desánimo. Realizamos  un Entrenamiento en  Inoculación de Estrés con los objetivos: (1) mejorar afrontamiento situacional, (2) reducir activación fisiológica y (3) controlar conductas anticipatorias en la evacuación; todos ellos alcanzados. Resultados que se mantenían tras un seguimiento de nueve meses.



Formato
.pdf
Páginas
 11

 

DESCARGAR

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓