El acceso a las terapias psicológicas para las personas que presentan los problemas de salud mental comunes en el Reino Unido ha tendido a ser pobre y limitado por la calidad de los servicios locales. En especial, este es el caso de las personas que acuden al médico de familia en Atención Primaria, el cual históricamente ha tenido que hacer la inaceptable elección de hacer uso sólo de la medicación o bien de derivar el caso para una intervención psicológica; pero con la condición de largos plazos de espera que, con frecuencia, exceden a los 12 meses.


Los recientes progresos en el desarrollo de directrices clínicas basadas en datos, en el Reino Unido, ha significado que las terapias psicológicas han sido recomendadas por ser a la vez altamente efectivas, relativamente seguras y económicamente viables, para un amplio rango de problemas comunes de salud mental; especialmente ansiedad y depresión. Al mismo tiempo, ha sido ampliamente apreciado por los significativos costes para las personas y para la sociedad, en cuanto a las adversas circunstancias que tiene una pobre salud mental sobre el bienestar, la capacidad de trabajo y el impacto económico, tanto para el sistema de salud en general como especialmente para el erario público, en forma de prestaciones y pagos por incapacidad.

Este artículo describe el fundamento teórico subyacente y la puesta en práctica del programa nacional de inversión gubernamental, Mejorando el Acceso a Terapias Psicológicas (Improving Access to Psychological Therapies) en Inglaterra, para ofrecer la elección de terapias psicológicas basadas en datos, con buenos recursos, a aquellas personas que experimentan problemas de salud mental comunes en atención primaria, y generalmente para apoyar su recuperación y funcionamiento en el trabajo y en la sociedad.


 

Formato
.pdf
Páginas
10

 

DESCARGAR

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓