Esta es una clase que se concentrará en usted, el cuidador y sus pensamientos, sentimientos, y reacciones de ser el cuidador. Comprendemos que su situación es muy pesada e incluso a veces insoportable, pero desafortunadamente no vamos a pasar mucho tiempo dándole ideas o sugerencias de como manejar mejor su situación. Al contrario, nuestras ideas y sugerencias se enfocarán en como manejar mejor sus propias reacciones, en particular sus sentimientos y pensamientos.

 

Cuando hablamos de emociones nos referimos al “qué” y el “cómo” de las respuestas emocionales. El proceso psicológico es desencadenado por determinadas condiciones ambientales y, especialmente, por la interpretación o valoración que la persona hace de esas condiciones. El resultado del proceso es la activación de todo el organismo que implica efectos subjetivos, fisiológicos y comportamentales. Así pues, podemos definir la emoción como el campo de estudio de un proceso desencadenado por la valoración cognitiva de una situación que produce una alteración en la activación del organismo.

Nuestras reacciones emocionales y conductuales están provocadas directamente por nuestros pensamientos, interpretaciones y juicios. Si hubiera una reacción causal y directa entre la situación y la forma de reaccionar y sentir, todos las personas actuaríamos igual y tendríamos las mismas emociones ante las mismas situaciones. Esto no es así porque entre la situación y la reacción emocional hay un punto intermedio, los pensamientos. Lo que cada uno de nosotros pensamos ante la situación es lo que determina los sentimientos y la forma de actuar.

 

A continuación, presentamos pasos simples, concretos que pueden ayudarle a establecer una comunicación asertiva con sus relaciones cercanas, pero que implican, como ya mencionamos, un cambio profundo de actitud frente a sí mismo y los demás.

 

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓