La agresividad se considera como una actitud amenazadora, ya sea física o verbal, con riesgo para la integridad física del propio paciente o de las personas que le rodean. Sin embargo, la agresividad no puede identificarse como un diagnóstico en sí misma, sino como un síntoma asociado a múltiples causas, generalmente psiquiátricas, si bien puede tener su origen en cuadros médicos o intoxicación por diversas sustancias.

Es importante diferenciar la agresividad de síntomas como la agitación o la violencia: la agitación es un síntoma psiquiatrico que se expresa en forma de inquietud, nerviosismo o hiperactividad; la violencia se cicunscribe al campo de la conducta humana y denota una planificación en la conducta agresiva.

El entrenamiento en solución de problemas se define como un proceso cognitivo- comportamental que ayuda al sujeto a: a) hacer disponibles una variedad de alternativas de respuesta para enfrentarse con situaciones problemáticas; b) incrementar la probabilidad de seleccionar las respuestas más eficaces de entre esas alternativas. Puede decirse que el entrenamiento en solución de problemas (ESP, en adelante) es un método de tratamiento que enfatiza la importancia de las operaciones cognitivas para comprender y resolver los conflictos intra e interpersonales.

Los actos violentos que sufren los profesionales sanitarios en el desempeño de sus funciones constituyen un problema multifactorial que precisa de un abordaje multisectorial en el que intervengan todos los interlocutores sociosanitarios para mantener y mejorar la calidad asistencial dentro de un ambiente óptimo de respeto y empatía entre trabajadores y usuarios de la sanidad.

La situación de incremento paulatino de la violencia, el actual marco asistencial de masificación progresiva y escasez de recursos humanos, la impunidad jurídica que hasta la fecha han gozado los agresores, así como la dejadez de las administraciones públicas en estos episodios y en general en materia de seguridad y salud en el trabajo, hacen necesario promover actuaciones encaminadas a garantizar un entorno de trabajo seguro para nuestros facultativos, denunciando las deficiencias que favorecen y perpetúan estos deplorables hechos que sin duda perjudican seriamente tanto a la salud psíquica y física de los profesionales como a la relación clínica con los pacientes que necesita de una total confianza y respeto mutuos entre los actores que la protagonizan: el médico y su paciente.

Qué es la solución de problemas: la técnica de solución de problemas es un proceso por el cual buscamos diferentes alternativas (soluciones) para resolver un conflicto (demanda). De entre todas las alternativas que generamos, elegimos la más efectiva siempre y cuando el coste no sobrepase nuestros límites (recursos).

En este artículo se han estudiado las repercusiones psicopatológicas de la violencia de pareja en la mujer en función de la edad en una muestra de 148 víctimas en un Servicio para Víctimas de Violencia Familiar. Los resultados pusieron de manifiesto que las víctimas más jóvenes sufrían maltrato físico más a menudo y estaban expuestas a un mayor riesgo para sus vidas que las víctimas de más edad. La tasa de prevalencia del TEPT era más alta en las víctimas más jóvenes (42%) que en las mayores (27%). Asimismo, las víctimas de menor edad mostraban más síntomas depresivos y tenían una autoestima menor que las más mayores. A su vez, la gravedad del TEPT en las víctimas jóvenes estaba relacionada con la presencia de relaciones sexuales forzadas; en las víctimas mayores, sin embargo, se relacionaba más con la percepción de amenaza para sus vidas. Por último, se comentan las implicaciones de este estudio para la práctica clínica y para las investigaciones futuras.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓