Siempre hay que tener en cuenta que cada persona afronta la resolución de problemas de una forma diferente, basada en su experiencia y su historia de reforzamiento. Hay modelos clásicos de cómo se toman las decisiones y existe un esquema básico de resolución de problemas (D´Zurilla, Goldfried, 1971) que plantea como hacerlo de forma efectiva y se ha incorporado a la terapia cognitivo conductual con todos los méritos (Nezu, 2004). En esta página se va a dar una visión muy sucinta de este modelo junto con el clásico de toma de decisiones.

Introducción: La asertividad se entiende como la conducta que afirma, asevera o ratifica las opiniones propias en situaciones interpersonales y que tiene como consecuencia el producir y mantener auto-refuerzos, sin utilizar conductas aversivas para otros.

Objetivo: Identificar la conducta asertiva y no asertiva de la enfermera jefe de piso.

La cólera es una emoción saludable perfectamente normal y es un aviso al que debemos prestar atención. Esta puede indicar que nos están hiriendo, que nuestras necesidades no están satisfechas, que estamos comprometiendo demasiado nuestros propios valores en una relación, que se están pisoteando nuestros derechos, que estamos dando demasiado a expensas de nosotros mismos. La cólera también puede ser señal de que otras personas están haciendo tanto por nosotros que esto está interfiriendo con nuestro propio crecimiento. La cólera puede avisarnos cuando necesitamos decir "no" para mantener nuestra propia integridad.

La ira es una emoción y como tal se dispara de forma automática ante determinadas situaciones, en general frente a situaciones que interfieren con nuestros objetivos. Como toda emoción tiene una función, en este caso preparar al cuerpo para el esfuerzo necesario para vencer el obstáculo que se ha presentado.

La Ley de estadounidenses con discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés) de 1990 fue formulada con el propósito de integrar a las personas con discapacidades en todos los aspectos de la vida en Estados Unidos, especialmente en el lugar de trabajo y en el mercado. La sensibilidad hacia las personas con discapacidades no sólo está en el espíritu de la ley ADA, sino que además tiene sentido desde el punto de vista comercial. Puede ayudarle a ampliar el ejercicio de su profesión, a atender mejor a sus clientes o a hacer crecer su público. Cuando los supervisores y los compañeros de trabajo respetan estas reglas de etiqueta, los empleados con discapacidades se sienten más cómodos y trabajan con mayor productividad. Poner en práctica estas reglas es una forma sencilla de hacer que las personas con discapacidades se sientan integradas.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓