La idea de rehabilitar e incluir en la sociedad al enfermo psiquiátrico choca con la histórica estigmatización y exclusión de los mismos.

La actitud denigrante hacia todo lo que es distinto á lo que establece la “norma” es la base de esta ancestral discriminación social.

Un concepto que está tomando vigor en los replanteos culturales actuales es el de “desmanicomialización”. Bien entendido, implica rehabilitar y resocializar á pacientes psiquiátricos de manera que puedan tener un lugar en una comunidad que tolere las diferencias y limitaciones que estos puedan presentar.

La esquizofrenia es una enfermedad del cerebro crónica, grave e incapacitante. El uno por ciento de la población es afectada por esta enfermedad en algún momento de su vida. Cada año más de dos millones de estadounidenses desarrollan esta enfermedad. La esquizofrenia afecta al hombre y a la mujer con la misma frecuencia. Esta enfermedad tiende a producirse en una edad más temprana en el hombre, generalmente entre los dieciséis y veinticuatro años, mientras que en la mujer generalmente se produce entre los veinte y treinta y cuatro años. Las personas con esquizofrenia a menudo sufren síntomas aterradores tales como escuchar voces, estar convencido que otras personas pueden leer su mente, controlar sus pensamientos o están conspirando en contra de ellos. Estos síntomas causan temor y retraimiento. El habla y el comportamiento son afectados y pueden tornarse hasta incomprensibles. Hoy hay tratamientos que alivian varios de los síntomas pero, aún con tratamiento, muchos enfermos continúan sufriendo durante toda su vida. Se estima que sólo uno de cada cinco pacientes con esquizofrenia se recupera completamente.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓