Multimedia

En el reino animal la infidelidad está bien vista. Al contrario que los humanos, entre los animales está permitida la promiscuidad. O eso es lo que afirman varios científicos al realizar un análisis de ADN a un grupo de animales: pájaros, ratas, monos, zorros, entre otros. Según estos investigadores, en el mundo animal la monogamia social no implica necesariamente monogamia sexual, como han demostrado algunos científicos realizando análisis de ADN a pequeños pájaros, ratas, monos o zorros. Esta infidelidad entre los animales queda demostrado en este estudio, que concluye que entre el 10% y el 70% de los nuevos nacimientos no son hijos de un mismo padre. Incluso se podría decir que existe una mezcla entre galantería y prostitución entre los animales.



↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓