La Agorafobia es la fobia o miedo irracional más comúnmente visto en consulta. De acuerdo con la etimología de la palabra, ésta se relaciona con el miedo a los espacios públicos. (Esta palabra procede de la antigua Grecia) ("agora"= plaza, espacio público; "phobos"= miedo).


En general, el término agorafóbico se suscita a que se teme cualquier lugar o situación en la que la persona afectada se sienta desprotegida y del que le sea imposible huir inmediatamente a un lugar considerado por ella misma como "seguro" y/o recibir ayuda.

La agorafobia suele incluir o desarrollar en la persona afectada otras fobias más específicas, tales como: a estar solo/a, a los lugares cerrados (claustrofobia), a las alturas (acrofobia), al agua (hidrofobia), estar rodeado de gente (fobia social), a las enfermedades (hipocondria), a la noche (nictofobia) e incluso al sexo (erotofobia).

El agorafóbico tiende a evitar situaciones potencialmente ansiógenas como: salir de casa, usar transportes públicos, ir de compras, comer en restaurantes, entrar al cine, hacer deporte, viajar, estar en lugares públicos, áreas amplias, etc; lo que generalmente presenta un grave problema en su vida, ya que casi nunca deja su hogar; y al hacerlo, generalmente presenta una gran cantidad de ansiedad causada por el pánico.

Este trastorno tiene un mayor porcentaje de pacientes mujeres que hombres.

Al igual que otras fobias, el tratamiento más habitual es de tipo conductual, o cognitivo-conductual.

 

Terapia Cognitiva-Conductual 

El tratamiento no es más que un enfrentamiento cara a cara con el problema y consta de 3 pasos básicamente. Aquí se reeduca al paciente con teoría y conocimientos sobre el tema central, se hacen exposiciones interoceptivas (in vitro) y exposiciones reales (in vivo). En pocas palabras, hacer esta terapia cognitiva es como jugar a ser científico, se observa la realidad, se recopilan datos de lo que se conoce, se analiza, se crea una hipótesis, se experimenta y por ultimo se obtiene una ley.

Esto quiere decir que la terapia consta de un análisis completo estudiando el origen de la ansiedad, como surge, para que sirve, cuáles son sus componentes, como se manifiesta y en que nos beneficia. Comprendiendo como la ansiedad funciona y como ahora está afectando su vida, el paciente deduce porque razón su cuerpo reacciona de esa manera, y del porque la mente le protege del supuesto peligro.

Con bases fijas de cómo surge la ansiedad, sobre todo el pánico; comienza la exposición interoceptiva (in vitro), esto es provocándose voluntariamente situaciones que le generen ansiedad pero sobre todo el pánico.

El objetivo de la exposición “in vitro”, es que el paciente experimenta estímulos que desatan su ansiedad y/o pánico en situaciones donde "supuestamente esta a salvo"; y logra comprender que sus pensamientos automáticos son falsos, que no vendrá una catástrofe como creía desde un principio, que no sucederá alguna tragedia y que podrá enfrentar una situación real que implique reto o un comportamiento distinto. También aquí se enseña al paciente eliminar tensión de su cuerpo, con ligeros ejercicios de respiración y relajación (comúnmente).

Cuando el paciente esta convencido de que puede al sentirse apto y seguro de si mismo para enfrentar la realidad, comienza la exposición “in vivo”, es decir, se enfrenta cara a cara a su temor, afrontando sus pensamientos y sus sensaciones en la situación temida, y comprobando aun mas que no vendrá la catástrofe que su mente había creado.

Es importante que permanezca en tal situación tanto tiempo como el paciente lo necesite y lo soporte, para que poco a poco desaparezca el malestar y compruebe que las sensaciones son totalmente innocuas e innecesarias; y si se insiste mas, llegará un momento en que la situación no generara ningún tipo de ansiedad, y la terapia habrá funcionado.

Los primeros ensayos, pero sobre todo las exposiciones "in vivo" serán largas y duras. No se debe obligar al paciente a hacerlo por la fuerza o bajo amenaza. Si se desea ayudar, es mejor estimularlo con ideas positivas, haciéndole ver cuales serán sus logros y beneficios obtenidos cuando finalice su exposición "in vivo". Por eso es importante que el paciente lo haga voluntariamente; de esta manera sentirá mayor satisfacción, alivio, desahogo y confianza, pero sobre todo capaz de hacerlo por si mismo al sentirse una persona sana.

 


 

Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/Agorafobia

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓