El trastorno esquizoafectivo es un diagnóstico psiquiátrico de una enfermedad neurobiológica. Describe una condición donde tanto los síntomas de un trastorno de ánimo como los síntomas de la esquizofrenia están presentes. Una persona puede manifestar deterioro en la percepción o expresión de la realidad, más comúnmente en la forma de alucinaciones auditivas, delirios paranoides o extraños o habla y pensamiento desorganizados, además de una manía discreta o episodios depresivos mixtos en el contexto de disfunción social u ocupacional significativa. Normalmente, el trastorno empieza en la adultez temprana, aunque raramente ha sido diagnosticada en la infancia (antes de los 13 años). El trastorno esquizoafectivo es más común en mujeres que en hombres. A pesar de la gran variedad de síntomas, el curso de la enfermedad es más episódica y tiene en conjunto un resultado más favorable (prognosis) que la esquizofrenia.

Existen dos tipos de trastorno esquizoafectivo: el tipo bipolar y el tipo depresivo. En general el trastorno esquizoafectivo de tipo bipolar tiene una mejor prognosis que el tipo depresivo, el cual puede resultar en un defecto residual con el paso del tiempo.

El pilar del tratamiento es la farmacoterapia con un antipsicótico y un antidepresivo o estabilizante del estado de ánimo. La psicoterapia, rehabilitación vocacional y social también son importantes. Un tipo específico de rehabilitación psicosocial conocida como rehabilitación psiquiátrica puede mejorar la prognosis del trastorno esquizoafectivo de manera considerable, aunque debe buscarse producir sus buenos efectos. Es probable que algunas personas que hayan sido diagnosticadas con trastorno esquizoafectivo, tengan condiciones de comorbididad, incluyendo abuso de sustancias. Es altamente probable que los niños diagnosticados con este trastorno tengan otro trastorno neurológico comorbido, tales como trastorno generalizado del desarrollo, autismo y dificultades del aprendizaje.

Historia

El término psicosis esquizoafectiva fue acuñado por Jacob Kasanin en 1933 para describir un enfermedad psicótica más episódica con síntomas afectivos predominantes, la cual fue calificada como una buena prognosis de la esquizofrenia.[1]

El trastorno esquizoafectivo fue incluido como un subtipo de esquizofrenia en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales I y II, aunque la investigación ha mostrado una agrupación de síntomas esquizofrénicos en individuos con una historia familiar de trastornos del ánimo cuya enfermedad sigue su curso, otros síntomas y resultados de tratamiento fueron más bien más parecidos a la fase maníaca del trastorno bipolar. El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales III ubicó el trastorno esquizoafectivo entre los trastornos psicóticos no especificados, antes de ser formalmente reconocidos en el DSM III-R.[2]

Referencias 

  1. Goodwin, Frederick; Kay R. Jamison (2007), Manic-Depressive Illness: Bipolar Disorders and Recurrent Depression, 2da., 102, Nueva York: Oxford University Press. ISBN 0-19-513579-2.
  2. Ibídem, p. 96

Bibliografía 

  • Murray WH. Schizoaffective disorders: new research. Nova Science Publishers, Inc.: 2006, pp. 1-24, 48-242.
  • Moore DP, Jefferson JW. Handbook of Medical Psychiatry. St. Louis, Mo: Mosby, 2004, 2da. edición, pp. 126-127.
  • Goetz, CG. Textbook of Clinical Neurology. St. Louis, Mo: WB Saunders, 2003, 2da. edición, p. 48.


 
Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_esquizoafectivo

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓