El Trastorno delirante es una enfermedad mental psicótica que incluye mantener una o más ideas delirantes en ausencia de cualquier otra psicopatología significativa. En particular, la persona con trastorno delirante no ha cumplido nunca los criterios para la esquizofrenia y no tiene alucinaciones marcadas, aunque pueden estar presentas alucinaciones táctiles u olfativas si éstas están relacionadas con el tema del delirio.

Una persona con trastorno delirante puede ser bastante funcional y no tiende a mostrar un comportamiento extraño excepto como resultado directo de la idea delirante. Sin embargo, con el tiempo la vida del paciente puede verse más y más abrumada por el efecto dominante de las creencias anormales.

El término paranoia ha sido utilizado previamente en psiquiatría para denominar lo que ahora se conoce como 'trastorno delirante'. El uso psiquiátrico moderno de la palabra paranoia es sutilmente diferente pero actualmente rara vez se refiere a este diagnóstico específico.

Indicadores de un delirio 

(Munro, 1999)

  1. El paciente expresa una idea o una creencia con una persistencia o fuerza inusual.
  2. Esa idea parece ejercer una influencia excesiva, y su vida se altera habitualmente hasta extremos inexplicables.
  3. A pesar de su convicción profunda, habitualmente hay un cierto secretismo o sospecha cuando el paciente es preguntado sobre el tema.
  4. El individuo tiende a estar sin humor e hipersensible, especialmente respecto a su creencia.
  5. Tiene un carácter de centralidad: independientemente de lo improbable que sean las cosas que le ocurren, el paciente lo acepta sin casi cuestionárselo.
  6. Si se intenta contradecir su creencia es probable que levante una fuerte reacción emocional, a menudo con irritabilidad y hostilidad.
  7. La creencia es, cuando menos, improbable.
  8. La idea delirante ocupa una gran parte del tiempo del paciente, y abruma otros elementos de su psique.
  9. El delirio, si se exterioriza, a menudo conduce a comportamientos anormales y fuera de lugar, aunque quizás comprensibles conocidas las creencias delirantes.

Tipos

  • Tipo erotomaníaco (ver erotomanía): delirio de que otra persona, normalmente de un estatus superior, está enamorado del individuo.
  • Tipo de grandiosidad: delirio de que el individuo tiene un talento extraordinario, poder, conocimiento, o una relación especial con una deidad o una persona famosa.
  • Tipo celotípico: delirio de que el compañero sexual del individuo le está siendo infiel.
  • Tipo persecutorio: delirio de que la persona (o alguien cercano) está siendo tratado con mala intención: espiado, envenenado, perseguido, etc.
  • Tipo somático: delirio de que la persona tiene algún defecto físico o alguna enfermedad, olores fuertes, parásitos, etc.

También se puede dar un diagnóstico del 'tipo mixto' o del 'tipo no especificado' si el delirio no pertenece a ninguna de estas categorías.

 


 

Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Trastorno_delirante

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓