Constelaciones familiares es una técnica utilizada en Terapia sistémica familiar, creada y desarrollada por Bert Hellinger. Es utilizada por algunos psicólogos, psiquiatras, y psicoterapeutas, si bien carece de una base sólida en cuanto a su posible efectividad terapéutica. Su objetivo sería sanar o curar las heridas psicológicas existentes en las familias entendiéndolas como un sistema en el que todos sus miembros estarían relacionados.

Bert Hellinger estudió las formas inconscientes en que cada individuo estaría unido a su familia, y como determinados comportamientos y tendencias psicológicas se repetirían generación tras generación. Creó un método o procedimiento para restablecer el orden natural del sistema familiar, sanando así las "heridas" del mismo.

Según su visión, nuestra historia familiar afectaría profundamente nuestra personalidad, nuestro comportamiento y nuestras relaciones. Moldearía nuestros valores, actitudes y creencias sobre nosotros mismos, los demás y nuestra vida.

Características

Una constelación familiar se crea cuando una persona quiere aclarar un tema específico de su vida.

Se reúne un grupo de personas con distintas inquietudes y dilemas a resolver, y se crea un círculo en el cual se dará lugar a las constelaciones de aquellos que lo soliciten.

Esta persona expondría ante el grupo su problema y a partir de aquí, elegiría a distintos miembros del grupo como representantes de las personas que forman su estructura familiar. A continuación colocaría y relacionaría los representantes en el centro de la sala. Hecho esto la constelación "cobraría vida" de forma que los representantes supuestamente comenzarían a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan, si bien tal afirmación es difícilmente demostrable por el carácter totalmente subjetivo de lo experimentado por los participantes. Asimismo no existen datos objetivos sobre qué mecanismos posibilitarían esta supuesta comunicación o "conexión" de sentimientos entre dos individuos, máxime cuando los sujetos a los que se representa ni siquiera estarían presentes, y asumiendo que las personas que asumen los respectivos roles no tendrían relación previa alguna con aquellos a los que están representando.

Con este método el origen del desorden supuestamente saldría a la luz, por lo que la verdadera historia de la familia se manifiestaría viéndose con claridad. El "facilitador" iría guiando a las personas hasta una constelación final donde cada cual tomaría la responsabilidad que le corresponde.

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓