El lenguaje visual hace referencia al conjunto de elementos gramaticales y sintácticos que operan en cualquier imagen visual. Podríamos entender por lenguaje visual, al conjunto de principios que rigen las imágenes y que pueden ser de gran utilidad a quienes las producen.

A lo largo de la historia se ha ido determinando algunas cualidades de la imagen, que en definitiva han ido definiendo sus propiedades como lenguaje autónomo. Algunas de estas propiedades tienen que ver con la sintaxis de la imagen, esto es, las relaciones que surgen entre diversas imágenes cuando están relacionadas visualmente.

Propiedades de la imagen

Ilustración en línea y en mancha donde se aprecian las formas
Ilustración en línea y en mancha donde se aprecian las formas
Los colores añaden información fundamental a la imagen
Los colores añaden información fundamental a la imagen
La interpretación de la luz es fundamental para crear la sensación de volumen
La interpretación de la luz es fundamental para crear la sensación de volumen


Todas las imágenes visuales están constituidas por forma, color, textura y luz en diversas medidas. Forma, color , textura e iluminación son características que podemos identificar en cualquier imagen o configuración visual.

Forma 

La forma es la propiedad de la imagen o de un objeto que define su aspecto. La forma de un objeto suele estar delimitado por su borde proyectado desde un punto de vista espacial, normalmente corresponde con el punto de vista del observador. En el lenguaje visual, la forma más pregnante en términos gestálticos, la constituye el contorno o borde exterior general de una entidad visual o figura [1].

Color 

El color es otros de los elementos esenciales de la configuración visual de una imagen, y por lo tanto un elemento imprescindible en la comunicación visual. El color suele organizarse cromáticamente en un círculo, en la que se suelen diferencian los colores primarios de los secundarios y terciarios en la gama cromática. También se suelen diferenciar los colores luz de los colores pigmento. Dentro de la gama cromática suelen distinguirse igualmente los colores de gama fría (azules, violetas, verdes) de los cálidos (amarillos, naranjas , rojos).

El color es una propiedad que va relacionada a la iluminación y está directamente relacionada con la forma. A nivel funcional, el color tiene un papel fundamental en la comunicación, ya que conecta de un modo muy directo con el campo emocional del individuo [2].

Textura 

La textura hace referencia normalmente a los rasgos visuales representados en la superficie de un objeto que da carácter e identidad al mismo en la representación. Suelen ser pequeños rasgos visuales que definen la relación de “veracidad” entre el objeto real y el objeto representado. Así la textura de una imagen o un fragmento de imagen, suele dar identidad diferenciando al objeto representado. Las texturas suelen integrarse en el conjunto de la imagen, aportando una sensación ambiental y pasando muchas veces desapercibidas en la imagen o en los objetos representados.

Iluminación 

La iluminación es un aspecto más de la configuración de las imágenes, ya que de ella depende que sean percibidas las formas, los colores, y el resto de elementos visuales en el plano de la representación. La luz existe implícitamente en la representación, pero también es sugerida a través de la relación de contraste , de sombras proyectas y demás recursos visuales que sean representados.

Formas y elementos visuales básicos 

Las tres formas básicas asociados a los colores primarios segun el pintor Kandinsky
Las tres formas básicas asociados a los colores primarios segun el pintor Kandinsky

A lo largo de la historia de la producción visual, se han establecido diversas teorías en la búsqueda de una gramática visual esencial que intenta recoger cómo interaccionan los diversos elementos que intervienen en las imágenes. Algunas de éstas teorías, aceptan que existen una serie de formas básicas, como son el cuadrado, el triángulo y el círculo – de las que son posible derivar formas y estructuras visuales más complejas.

Independientemente a las formas básicas, existen un conjunto de entidades gráficas que podríamos considerar esenciales, muy relacionadas con el dibujo científico o sistema diédrico como son el punto, la línea y el plano.

El punto es considerado la unidad mínima de expresión visual por algunos teóricos de la imagen[] . La línea es un elemento esencial y básico en la representación visual. Suele usarse para delimitar espacios básicos o definir elementos en la representación. La línea es un recurso esencial en dibujo y básicamente delimita el espacio.

El plano hace referencia a una superficie delimitada visualmente. El plano es el elemento visual básico de representación del volumen. A través del plano se configura el espacio tridimensional.

Percepción visual y Gestalt 

La psicología de la Gestalt es una teoría de la percepción surgida en Alemania a principios del siglo XX que alude a los modos de percepción de la forma de aquello que vemos. Nuestro cerebro decodifica la información que recibimos a través de diversas asociaciones que se producen en el momento de la percepción.

Los principios de la Psicología de la Gestalt son:

  • Ley de relación figura-fondo:

El ojo reconoce una figura sobre un fondo, sin embargo figura y fondo pueden funcionar como fondo y figura respectivamente. En este caso se habla de una relación reversible o ambigua. Un ejemplo claro de un autor que haya realizado imágenes con estas características es Escher.

Relación figura-fondo bien definida: La imagen puede destacarse claramente del fondo.

Relación figura - fondo indefinida: También conocido como "mímesis". En este caso se produce una confusión que no permite diferenciar claramente la figura del fondo.

 

Ley del cierre
Ley del cierre

 

  • Ley del Cierre - Nuestra mente añade los elementos faltantes para completar una figura.

 

  • Ley de la Semejanza - Nuestra mente agrupa los elementos similares en una entidad. De este modo, dos elementos de forma similar rodeados de elementos cuyas formas difieren a éstos, serán asociados. La semejanza puede darse a través de las variantes de la forma, el tamaño, el color, la textura, el tono de los elementos y la dirección de las formas.

 

Ley de semejanza
Ley de semejanza
Ley de semejanza
Ley de semejanza

 

  • Ley de la Proximidad - El agrupamiento parcial o secuencial de elementos por nuestra mente.
Ley de proximidad
Ley de proximidad

 

  • Ley de Simetría - Las imágenes simétricas son percibidas como iguales, como un solo elemento, en la distancia. Aún sabiendo que la mitad de nuestro cuerpo no es exactamente igual a la otra mitad, al dividirlo, percibiremos dos partes simétricas ya que responden a un mismo patrón de formas.

 

  • Ley de Continuidad - La mente continúa un patrón, aun después de que el mismo desaparezca.

 

  • Ley de Cerramiento - Nuestra mente tiende a completar las zonas faltantes de una forma.

 

  • Ley de Pregnancia - Cuando una figura es pregnante, por su forma, tamaño, color - valor, direccionalidad, movimiento, textura, nos referimos al grado en que una figura es percibida con mayor rapidez por el ojo humano. Aquello que capte nuestra atención en primer orden, tendrá mayor pregnancia que el resto de las formas de la composición. Supongamos que, en el caso de la pregnancia por tamaño, colocamos 5 objetos sobre la mesa, cuatro de ellos pequeños y uno de ellos enorme en comparación a éstos. Cuando nuestra vista se dirija a estos, hemos de ver en primer instancia al más pregnante, en este caso, el único de gran tamaño.

 

Todas estas leyes responden al modo de percibir del ojo humano, a través del cual el cerebro decodifica la información visual. Constituye el modo en que percibimos constantemente. Actúa sobre nosotros, y nosotros actuamos en relación también a ello.

En cuanto al manejo de los códigos visuales, tanto para su estudio como su empleo en la creación de mensajes comunicacionales, es importante tener en cuenta las relaciones entre el campo y la figura, dónde además de las características formales la ubicación de los elementos también es generador de sensaciones e interpretado por nuestro cerebro. De este modo, si delimitamos una imagen a través de un encuadre, ubicando uno de sus elementos en la parte central del campo, éste dará sensación de quietud y atraerá al espectador. Sin embargo, si el mismo objeto es ubicado en la parte superior central del campo, la sensación generada será de tensión.

La sintaxis visual o sistemas de ordenación

Algunos de estos elementos sintácticos de la imagen o principios del diseño visual, son los siguientes:

  • Alineamiento
  • Balance
  • Contraste
  • Énfasis
  • Espacio negativo (o contraforma).
  • Movimiento
  • Proporción
  • Proximidad
  • Repetición
  • Ritmo
  • Unidad

Bibliografía

  • Arnheim, Rudolf, Arte y percepción visual, Alianza Editorial, 1974.
  • Martínez – Val, Juan, Comunicación en el diseño gráfico, Ediciones del Laberinto, 2004.
  • Blanco/Gau , Fundamentos de la composición pictórica, Dirección general de universidades e investigación, Gobierno de Canarias, 1996.

 


 

Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/Lenguaje_visual

El masaje gestáltico fue creado en el Instituto Esalen de California. Pertenece a la misma familia que el masaje Esalen o masaje californiano, basados en la Terapia Gestalt.

Se caracteriza por una combinación de movimientos cortos englobados en movimientos largos, fluidos e integradores que envuelven todo el cuerpo, incrementando la conciencia corporal a través del contacto consciente, respiración y presencia (trabajo del aquí y el ahora según un proceso gestáltico).

Su síntesis se desarrolla a través de sus trabajos con Magda Proscauer en respiración, Murria Todris en masaje sueco, Molly Day y Bernard Gunter en desarrollo sensorial y toque sensitivo, así como Friz Perls, Bloomberg, Miller y Simkins en Gestalt.

A diferencia del masaje esalen, el masaje gestáltico introduce unos minutos previos de relajación verbal, hipnosis erikssoniana y estiramientos relajantes que llevan al receptor a un estado de relajación y ensoñación óptimos para realizar este masaje.

Este masaje al igual que la gestalt es una terapia integrativa, lo que lo hace dinámico y abierto a múltiples variaciones, incorporando técnicas de otras terapias. Este carácter dinámico e integrativo es fundamental, evitando así caer en la rigidez infértil

Etapas del masaje 

  1. Entrevista con el Terapeuta corporal, en la que se invita al paciente a hablar de él, especialmente a expresar sus expectativas sobre los masajes gestálticos, así como la forma en que vive su cuerpo.
  2. Relajación
  3. Estiramientos
  4. El cuerpo central del masaje
  5. Integración de sensaciones y emociones vividas (cinco minutos tumbado en la camilla a solas).
  6. Feed back final, tiempo de hacer conscientes las sensaciones y emociones vividas, mediante le verbalización con el terapeuta corporal.
        El Feed Back, es el analizar las emociones concretas. (Ignacio Pérez)

La duración usual de un masaje gestaltico es de una hora y media pudiendo variar de una hora a dos, siempre según las necesidades del paciente.

Beneficios

  • Sensación de integración física, psíquica y espiritual.
  • Paz y viveza
  • Profunda relajación
  • Alivio en el tratamiento de dolores crónicos
  • Liberación de bloqueos y contracturas musculares
  • Ampliación del ángulo de movimiento articular
  • Reorganización de las posturas
  • Incremento de la energía
  • Disminución de la ansiedad y el estrés
  • Contacto con emociones reprimidas que pueden suponer insights o nuevos focos de trabajo con su psicoterapeuta habitual o, según el caso, con el terapeuta corporal.

Indicaciones

Todo el mundo se puede beneficiar de un masaje gestáltico, estando especialmente indicado en periodos difíciles de ruptura o duelo, para luchar contra el estrés, la fatiga, diversas somatizaciones o estados depresivos, siendo muy recomendable para personas que vivan mal con sus cuerpos, entre otros.

Asimismo permite completar de una manera ideal ayudando a integrar dificultades que salen reiteradamente en psicoterapia.

El masaje gestáltico también puede ayudar a personas que se aíslan de los otros por miedo al contacto, haciéndoles experimentar una relación de cuerpo a cuerpo en una situación de seguridad.

Ayuda también a quienes sufrieron de falta de contacto y afecto maternal (consciente o no), reduciendo las secuelas de esta falta emocional.

Es una herramienta preciosa para los profesionales de la salud y grupos de ayuda (Terapeutas corporales, Psicólogos, Psicoterapeutas, etc.).

Es un probado y muy eficaz ayudante en psicoterapia, sexología, recuperación neurológica y en todos aquellos procesos en los que el contacto y la conciencia corporal sean importantes.

Material 

  • Como Aprender El Masaje Gestáltico (DVD introductorio) de Ricardo Sarriá Salas


 
Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/Masaje_gest%C3%A1ltico

El guión psicológico es en Análisis Transaccional un “plan” sobre la propia vida, más o menos “previsto” en la infancia, generalmente antes de los siete años, el cual podemos estar siguiendo ahora, más o menos inconscientemente, determinando, en mayor o menor grado, parte de nuestra vida y de sus circuntancias (formativas, laborales, afectivas, etc.) y vicisitudes (el término guión también ha sido traducido al español por argumento y también por libreto).

Sorprendentemente, el niño, por lo general aún teniendo menos de 7 años, necesita ya dar una primera respuesta a las preguntas: ¿quién soy yo?, ¿quiénes son los demás? y ¿qué haré en la vida? en realidad, a esta edad no se trata de una necesidad propiamente de tipo existencial, sino de una necesidad psicológica para sobrevivir. Pero lo que sucede entonces es que los primeros datos con que se responde a estas preguntas se van obteniendo de las experiencias buenas y malas (y de las caricias que se reciben en estas experiencias) que se viven con las figuras parentales, en especial con los padres, pero también con otras figuras cuidadoras. Sean quienes sean, son como espejos en los que el niño se va mirando y descubriendo, pero que, con frecuencia, no son todo lo fidedignos que deberían ser, sino que a veces son gravemente distorsionantes. El problema es que entonces, con las imágenes que nos reflejan los demás, el niño va configurando las primeras conclusiones sobre su identidad, unas conclusiones prematuras -y nunca mejor empleado el término- alrededor de la cual se configura el guión.

Por tanto, el guión (que puede tener más o menos elementos restrictivos y permisivos) está basado en las influencias parentales y en las decisiones que va tomando ante ellas el niño para poder sobrevivir. Aunque previamente se ha ido ya formando un protocolo somático del guión, es decir, de manera preverbal (que incluso puede haberse iniciado mientras aún se estaba en gestación), es posteriormente principalmente entre los 2 y los 7 años de edad aproximadamente, cuando el niño va “escribiendo” el guión, reafirmándolo o reajustándolo después en la adolescencia. Y a partir de entonces se va llevando hacia su desarrollo en la vida adulta y hacia su desenlace final, este último por lo general también más o menos previsto.

Metafóricamente, el guión puede compararse a una obra teatral, que después la persona va poniendo en escena a lo largo de su vida, "buscando" inconscientemente los actores que la interpreten y la escenografía adecuada.

Muchas personas tienen un cuento, narración o historieta que les gustaba en especial de pequeños y que, si se interpreta desde una perspectiva psicológica, con frecuencia se descubre que ya contiene, más o menos, la trama y el desenlace del guión. Puede incluso que el niño se sirviera del cuento como modelo para completar aspectos que todavía no había decidido y que faltaban aún en su guión. No siempre un sólo cuento representa todo el guión, sino que a veces varios cuentos representan diferentes aspectos de nuestro guión.

Las buenas noticias son que el quión psicológico, en tanto que es una "estrategia" inconsciente para sobrevivir (y por tanto, "buena" en su momento a falta de mejores opciones), puede hacerse consciente y cambiarse, tomando nuevas decisiones que faciliten el vivir de una manera saludable y relativamente libre.

Referencias

  • Berne, E. (1974). ¿Qué dice usted después de decir hola?: La psicología del destino humano [What do you say after you say hello?: The psychology of human destiny] (N. Daurella, Trans.). Barcelona: Editorial Grijalbo. (Original publicado en 1972).
  • Oller Vallejo, J. (2001, 2ª edición renovada). Vivir es autorrealizarse: Reflexiones y creaciones en Análisis Transaccional. Barcelona: Editorial Kairós.


 
Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/Gui%C3%B3n_psicol%C3%B3gico

La terapia Gestalt es una terapia perteneciente a la psicología humanista (o Tercera Fuerza), la cual se caracteriza por no estar hecha exclusivamente para tratar enfermos, sino también para desarrollar el potencial humano.

Nació en la década de 1940 con la publicación del libro Ego, Hunger and Aggression: A Revision of Freud's Theory and Method (Durban, 1942) escrito por Fritz Perls y Laura Perls. Aunque más conocido con el subtitulo The Beginning of Gestalt Therapy, éste sólo fue añadido para una nueva edición en 1966.

La publicación, en 1951, de Gestalt Therapy: Excitement and Growth in the Human Personality, (conocido también como PHG, por las iniciales de sus autores), y escrito por Paul Goodman y el catedrático de psicología de la Universidad de Chicago, Ralph Hefferline, a partir de un manuscrito de Fritz Perls, establece las bases fundamentales de la terapia Gestalt.

Historia 

En 1952, al año de publicarse el PHG, Fritz Perls junto a su esposa Laura Perls abren el primer "Gestalt Institute" en Nueva York. Entre otros colaboradores, se destacan el "teórico" Isadore From, Paul Goodman, Elliot Shapiro, Paul Weiss y Richard Kitzler.

Hacia finales de la década de los 50's y comienzos de los años 60's, con la moda del crecimiento personal que se concentra en California, Fritz Perls se ve cada vez más atraído por el concepto de la terapia Gestalt como una forma de vida más que un modelo de terapia y comienza a dar cursos de formación en esa dirección en la Costa Oeste. Se abre así una brecha entre la Terapia Gestalt de la Costa Este, representada por el New York Institute, bajo la dirección de Laura Perls (con otra corriente afín en Cleveland), y la Terapia Gestalt de la Costa Oeste, liderada por Fritz Perls.

Fundamentos de la terapia Gestalt

La terapia Gestalt surgió a partir de sus comienzos en la mitad del Siglo XX, a una rápida y generalizada popularidad durante el decenio del 1960 y del 1970. Durante los 70s y 80s los centros de entrenamiento en psicoterapia Gestalt se esparcieron globalmente, aunque en su mayoría no estaban alineados con centros académicos formales. Mientras la revolución cognitiva eclipsó la terapia Gestalt en la psicología, muchos pensaron que ella era anacrónica. En manos de sus practicantes, esta terapia se convirtió en una disciplina aplicada en los campos de la psicoterapia, desarrollo organizacional, acción social y eventualmente coaching. Hasta el cambio de siglo los terapeutas Gestalt desdeñaron el empirismo de corte positivista, subrayando lo que ellas/ellos percibieron como un asunto para la investigación más formal, así que pues, en gran medida ignoraron la necesidad de utilizar la investigación para desarrollar la terapia Gestalt más allá y darle mayor soporte a la práctica. Esto ha comenzado a cambiar.

La terapia Gestalt se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento, por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería de estar sucediendo.

Utiliza el método del darse cuenta ("awareness") predominando el percibir, sentir y actuar. El cliente aprende a hacerse más consciente de lo que hace. De este modo, va desarrollando su habilidad para aceptarse y para experimentar el "aquí y ahora" sin tanta interferencia de las respuestas fijadas del pasado.

Se prefiere usar el término cliente que paciente, ya que un paciente es alguien enfermo que va a que otro le cure, mientras que cliente es un termino más neutro, el cual sólo indica que es alguien que acude a la la consulta del terapeuta. En esta terapia, el paciente es quien tiene que "autocurarse", el terapeuta sólo le guía y le ayuda para que lo consiga, haciendo más bien una función de observador externo y no tanto de "el que cura".

El objetivo de la terapia Gestalt, además de ayudar al cliente a sobreponerse a síntomas, es permitirle llegar a ser más completa y creativamente vivo y liberarse de los bloqueos y asuntos inconclusos que disminuyen la satisfacción óptima, autorrealización y crecimiento. Por tanto, se ubica en la categoría de las terapias humanistas.

Conceptos principales

Se basa en:

  • El aquí y ahora: vivir y sentir el presente. Vivir y sentir la realidad.
  • El darse cuenta ("awareness", en inglés): es el cliente quien ha de darse cuenta de lo que le pasa. Sólo se necesita ser consciente para cambiar (si se quiere) una conducta.
  • Aceptar lo que uno es: no buscar ídolos, no aceptar los "deberías", ser responsable de los propios actos.
  • Enfatizar en el cómo o en el para qué más que en el porqué: ¿Cómo me siento?, ¿Cómo me siento en esta situación?, ¿Cómo me siento ahora?, ¿Para qué estoy haciendo esto?, ¿Para qué me sirve sentirme de este modo?

También es importante el uso de la primera persona, puesto que una de las fortalezas de la terapia Gestalt es, como se ha mencionado, el asumir la responsabilidad de nuestros propios pensamientos, sentimientos y acciones: el cliente no tiene que ocultarse usando un sujeto colectivo. Por ejemplo, al decir "los jóvenes bebemos mucho" en vez de "yo bebo mucho" se hace uso del plural, y por lo tanto se desvía la responsabilidad personal.

El terapeuta gestalt tiene la función de guiar al cliente para que se haga consciente de su situación (el darse cuenta). Hay una interacción de yo, tú, nosotros; se rompe la dicotomía médico-paciente. El cliente se expresa tanto verbalmente como con gestos y movimientos.

El término la silla caliente ("hot chair" en inglés) ha sido comúnmente asociado con la práctica de la terapia Gestalt, consiste básicamente en crear mentalmente un personaje con el cual se quiere confrontar algún problema, entonces asumir su rol en su lugar y despues contestar en el lugar del cliente con el rol que le pertenece a él mismo.

Otras terapias afines

Referencias

  • Sinay, Sergio; Blasberg, Pablo (1995), Gestalt para principiantes, Buenos Aires: Era Naciente SRL. 987-9065-14-X.


 
Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_Gestalt

El análisis transaccional es un sistema de psicoterapia individual y social que se engloba dentro de la psicología humanista. Fue originado por el psiquiatra Eric Berne en los años 60 en Estados Unidos, quien lo divulgó con su libro Juegos en que participamos.

El análisis transaccional aporta una clara metodología y unos conceptos básicos expresados en un lenguaje sin tecnicismos abstractos. Aunque en apariencia parece sencillo, aporta un modelo profundo, con técnicas de probada eficacia para facilitar la reestructuración y el cambio personal. Su efectividad y su fácil integración con otras disciplinas de las ciencias humanas y sociales, le ha dado una gran difusión mundial.

A nivel funcional, nos facilita analizar las formas en que las personas interactúan entre sí, mediante transacciones psicológicas, con sus estados del yo Padre, Adulto y Niño, aprendiendo a utilizar el primero para dar cuidados, el segundo para individuarnos y el tercero para buscar y recibir cuidados, tanto en nuestra interacción con los demás, como también en nosotros mismos, creciendo en el logro de una personalidad integradora.

A nivel profundo, nos facilita dejar el guión psicológico que decidimos en la infancia bajo la influencia de las figuras parentales y de autoridad, pero que fue necesario para sobrevivir y que podemos aún estar siguiendo de forma inconsciente. Al dejar el guión, dejamos también de jugar los juegos psicológicos que lo refuerzan, pudiendo entonces usar integradoramente nuestra capacidad de pensar, sentir y actuar, al servicio de un vivir saludable.

Actualmente, partiendo del enfoque inicial de Eric Berne, conocido como Terapia para el Control Social, se han desarrollado otros enfoques que se completan y complementan en Análisis Transaccional. Se trata de la Terapia por Reparentamiento (originada por Jacqui Schiff), la Terapia por Redecisión (originada por Bob y Mary Goulding), la Terapia por Reniñamiento (originada por Petruska Clarkson) y la Terapia por el Proceso (originada por Taibi Kahler).

Además de psicoterapia, el Análisis Transaccional es aplicable en crecimiento personal, educación, enfermería, trabajo social, desarrollo organizacional y en otras actividades en las cuales las personas interactúan entre sí.

Referencias

  • Berne, E. (1964). Games people play: The psychology of human relationship. New York: Grove Press. (Juegos en que participamos: Sicología de las relaciones humanas. México: Editorial Diana, 1974).
  • Oller Vallejo, J. (2001, 2ª edición renovada). Vivir es autorrealizarse: Reflexiones y creaciones en Análisis Transaccional. Barcelona: Editorial Kairós.
  • Opi, Juan Manuel (2004). Las claves del comportamiento humano: conocerse y conocer a los demás. Barcelona: Amat Editorial
  • Stewart, I. y Joines, V. (2007). AT HOY. Una nueva introducción al Análisis Transaccional. Madrid. Editorial CCS.


 
Este documento se encuentra bajo Licencia de documentación libre de GNU y se ha extraído del enlace:  http://es.wikipedia.org/wiki/An%C3%A1lisis_Transaccional

↓↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓↓