1. Aspectos psicosociales

El TDAH que se presenta durante la adolescencia es una entidad multifacética en términos clínicos y terapéuticos. Los aspectos psicosociales en esta población son de particular interés pues involucra un amplio número de áreas afectadas: la familia, los compañeros, la escuela, etc. Se describen las principales alteraciones psicosociales específicas para el TDAH así como por patrón de comorbilidad con padecimientos externalizados (PE) y padecimientos internalizados (PI). Se hace una descripción de intervención psicosocial cognoscitivo-conductual en población adolescente, se describen los resultados de algunas intervenciones psicosociales en adolescentes con TDAH, con sus maestros y con sus familias. Se describe la intervención psicosocial realizada en el Instituto Nacional de Psiquiatría (RFM) a los adolescentes con TDAH: el curso psicoeducativo para los padres, y la terapia de grupo para padres y pacientes con TDAH y PE. Se describe brevemente la terapia multisistémico para jóvenes con problemas graves de conducta y se finaliza con conclusiones y una discusión sobre las perspectivas de investigación sobre las intervenciones psicosociales en adolescentes con TDAH.

Aunque el problema de la droga en España se remonta a 1973, es en 1975 cuando deja de ser para el tráfico de drogas un país de tránsito para convertirse en un país de destino, generando un mercado propio. Fue en 1974 cuando aparecieron los primeros indicadores indirectos sobre este problema: robos en farmacias, muertes por sobredosis, incautación de alijos, etc.

Hasta hace pocos años, los psiquiatras consideraban que la forma en que el maltrato infantil afecta a la psique de las personas era psicológica. Pensaban que los malos tratos en la infancia, bien fomentaban que se desarrollaran mecanismos intrapsíquicos de defensa que resultaban autodestructivos en la edad adulta, bien detenían el desarrollo psicosocial dejando un "niño herido" en el interior de la persona. En consecuencia, creían que el daño se podía corregir mediante terapia o se podía borrar convenciendo al paciente de que lo superase.


El desorden del pánico es un desorden común y tratable. Los niños y adolescentes con el desorden del pánico sufren períodos inesperados y repetidos de intenso terror, o incomodidad, acompañados de otros síntomas tales como palpitaciones rápidas y falta de aliento. Estos períodos se llaman "ataques de pánico" y duran desde algunos minutos hasta varias horas. Los ataques de pánico se presentan sin dar aviso. Los síntomas de un ataque de pánico incluyen:

.- terror intenso (un presentimiento de que algo terrible va a ocurrir),
.- palpitaciones rápidas del corazón o taquicardia,
.- mareos o vértigos,
.- falta de aliento o el sentirse sofocado,
.- temblores o sacudidas,
.- una sensación de irrealidad,
.- miedo de morir, de perder el control o de volverse loco.

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓