Características y causas

La anorexia  es un desorden del hábito alimenticio y de las emociones a la vez. La persona inicia una dieta alimenticia para perder peso hasta que esto se convierte en un hábito mal sano de cada vez poder más y más dejar de comer. De esta forma, el individuo llega casi a la inanición con el objetivo de sentirse dueño de cuerpo. Hay mecanismos similares en la estructuración mental de estas personas, a las halladas en los casos de adicción.

El cuatro por mil es el número de personas anoréxicas, destacando los adolescentes y entre estos las mujeres.  Lo primero que vemos los psicólogos en una persona con anorexia es la distorsión de la imagen corporal. La persona empieza a percibirse bien con la delgadez. El verse al espejo gordas estando realmente flacas es una alteración que compromete su juicio de la realidad. A esto se acompaña un ánimo depresivo, un cambio de carácter y  aislamiento por cuanto  no aceptan a las personas que no las aceptan. Este trastorno a diferencia de otros es desestructurante y destructivo de la personalidad, pero que compromete la vida de la persona y sus orígenes están en los problemas de personalidad no resueltos y que se han arrastrado desde la infancia.  Por otra parte los padecimientos físicos por falta de alimentos comprometen el funcionamiento gastrointestinal, volviendo al organismo muy vulnerable a infecciones o contagios de enfermedades. El sistema inmunológico empieza a resentirse. Hay graves alteraciones de la menstruación, caída de cabello, resequedad de la piel y palidez extrema.

LA BULIMIA, es el trastorno opuesto pero que en esencia sigue la misma dinámica Las personas que padecen bulimia son difíciles de dominar los impulsos que les llevan a comer, muchas veces el sentimiento de culpa por comer demasiado les lleva a ayunar, usar purgativos y provocarse vómitos para prevenir el aumento de peso. Los bulímicos tienen más de diez episodios de atracones y vómitos por semana y, aunque mantienen su peso normal, su desorden psicológico va en aumento. En el origen de este desorden también  intervienen diversos factores: sociales, psicológicos y biológicos. Se traduce como la anorexia en una alteración de la percepción de la imagen corporal, vale decir la visión que la persona tiene de sí misma y responden a un gran temor a engordar. El bulímico siempre se ve gordo, aun cuando su peso sea normal, pero no puede aguantar sus ganas de comer. Caracteriza a los bulímicos un fuerte estado de ansiedad y un desequilibrio en la personalidad que tiene una larga historia de insatisfacciones y deprivaciones afectivas.  Físicamente las personas afectadas de la bulimia sufren de dolores de cabeza, hinchazones de las glándulas salivales y parótidas. Son frecuentes también los mareos, alteraciones menstruales, pérdida de cabello y aumentos y bajadas de peso bruscos.

Tratamiento

El tratamiento de la anorexia/bulimia es mixto y demanda el apoyo de la familia y el contexto socio-laboral. En casos extremos es necesario internar al paciente para el tratamiento médico. Es necesario normalizar el funcionamiento metabólico, controlar los vómitos. Re aprender una dieta equilibrada. Sin embargo lo más importante es el tratamiento psicológico, puesto que el origen se encuentra en alteraciones de la imagen corporal y que se han originado en una historia de privaciones, ansiedades no resueltas, lo que han dado curso a una personalidad no ajustada. LA familia debe apoyar la reestructuración de la personalidad. así como el medio social o laboral no debe favorecer que estas condiciones se desarrollen.

Los problemas de anorexia/bulimia deben ser consultados a un psicólogo, un médico y un nutricionista.


Autor: Luis Echegaray

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓