La obesidad es una indicador del nivel de salud de una sociedad. Las personas con obesidad sufren un riesgo incrementado de padecer múltiples enfermedades que guardan una relacción directa con el nivel de sobrepeso. La obesidad provoca diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer de colon e hipertensión arterial. La obesidad es consecuencia directa de la alimentación a base de comida rápida, el sedentarismo y problemas hormonales.

La obesidad es una condición crónica caracterizada por un exceso de grasa corporal. En su definición se utiliza un indicador que es el índice de masa corporal (BMI), un fórmula matemática que se correlaciona con mucha exactitud con la cantidad de grasa que existe en el cuerpo. Los estudios recientes de estadísticas Norteamericanas sobre la obesidad indican que aproximadamente, un  65% de la población sufren algún grado de sobrepeso. Éstos mismos estudios, confirman que existe un 31% de personas con obesidad premórbida frente al al 24% que existían en 1994.

Cuesta creer que un joven se encierre en un baño para vomitar la pizza que minutos antes tragó con voracidad. Cuesta imaginarlas, pero estas situaciones existen: la bulimia y la anorexia no son sólo enfermedades "femeninas". Los hombres también las padecen. Cada vez más.
Argentina tiene, después de Japón, la mayor incidencia de anorexia y bulimia en el planeta, enfermedades que afectan a siete millones de mujeres y a un millón de hombres en todo el mundo. Además, se estima que en Argentina el porcentaje de quienes padecen estos problemas es tres veces mayor que en los Estados Unidos.

Las cifras son de la Red Interhospitalaria de Trastornos de la Alimentación de la Ciudad de Buenos Aires (R.I.H.T.A.): una red de doce hospitales públicos donde actualmente se atienden 400 pacientes y sus respectivos familiares. "La incidencia aumenta año tras año y se ha extendido cada vez más entre los varones", aseguran en la Red.

La Asociación de Lucha Contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) existe desde 1985 y ya trató más de 20.000 casos. Sus estadísticas dicen que de los 2.000 pacientes que atienden ahora en las sedes de todo el país, el 10% son hombres . Y que la tendencia va en aumento: "Del 2002 al 2003 se registró un incremento del 13,8% en las consultas masculinas", dicen en la institución.

Con cierta frecuencia, muchos padres no prestan atención a las muestras tempranas de obesidad de sus hijos, interpretándolas como indicadores de buena salud y buenos hábitos alimenticios. Sin embargo, que un niño esté gordo no significa que esté necesariamente sano, ya que el exceso de peso implica que tiene una inclinación a ingerir demasiada comida, lo que pone en un serio compromiso su salud futura. De hecho, los niños con obesidad pueden retrasarse mucho respecto al resto de los chicos en el desarrollo normal de multiples facultades. En éste sentido, es importante aclarar que la obesidad durante la niñez es una preocupación mucho más seria que la obesidad durante la edad adulta, porque un niño obeso crece muy a menudo con una gran tendencia a sufrir obesidad en la vida adulta; lo que inevitablemente le conduce a estar expuesto a número mucho mayor de enfermedades. Además, si las causas de la obesidad no se resuelven en la niñez, la curación de la obesidad puede llegar a ser casi imposible cuando el niño alcance la vida adulta, porque cuanto más largo es el período que permanezca obeso, más difícil será que su cuerpo sea capaz de modificar el peso que se ha acostumbrado a soportar.

¿A QUE LLAMAMOS BULIMIA?

Bulimia, desorden alimenticio causado por la ansiedad y por una preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico.

La bulimia es una enfermedad de causas diversas (psicológicas y somáticas), que produce desarreglos en la ingesta de alimentos con periodos de compulsión para comer, con otros de dietas abusivas, asociado a vómitos y la ingesta de diversos medicamentos (laxantes y diuréticos).

Es una enfermedad que aparece más en las mujeres que en los hombres, y que normalmente lo hacen en la adolescencia y dura muchos más años.

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓