Multimedia

La meditación (samadhi o bhavana) es la práctica budista por excelencia. El significado del término es "cultivo de la mente". Es por tanto una actividad que supone determinada disposición para que el practicante se sitúe en la realidad y así aumentar su comprensión y sabiduría, que son esenciales para la erradicación de dukkha. Hay muchas y variadas técnicas de meditación budista dependiendo de cada tradición y escuela, si bien todas se basan en dos componentes llamados samatha (calma mental, tranquilidad) y vipassana (conocimiento directo, intuición). En el núcleo central de toda meditación budista hay una observación tranquila y atenta tanto de los propios procesos mentales como de los fenómenos de la vida. La meditación budista se basa en el samadhi, necesario para la realización del Nirvana. En el budismo se explican las diferentes etapas de meditación o jhanas que se experimentan en el progreso hacia el Nirvana.

A partir de una base común, a lo largo de la historia las diferentes tradiciones budistas elaboraron sus propias técnicas de meditación dependiendo de su propia evolución histórica y sus influencias culturales. En todas las tradiciones hay infinidad de técnicas y variantes meditativas, pero al basarse en los mismos fundamentos son similares. Lo característico de los sistemas de meditación budista en las diferentes tradiciones es el objetivo de alcanzar el Nirvana.

Siddharta Gautama fue un importante religioso, fundador del budismo. Es una figura religiosa sagrada para dos de las religiones con mayor número de adeptos, el budismo (fue fundador de la religión budista y primer «gran iluminado») y el hinduismo (que lo considera un avatar del dios Visnú). Aunque existen muchas leyendas, se concuerda en que fue un líder religioso conocido como Siddharta Gautama. Vivió en una época de cambio cultural en que se atacaban los procedimientos religiosos tradicionales de la India. Fue uno de los reformadores que dio un impulso renovador en el ámbito religioso dhármico que se propagó más allá de las fronteras de la India y terminó transformándose en una de las grandes religiones del mundo, el budismo.

Todo el mundo tienes miles de pensamientos absurdos al día, eso no es extraño ni anormal. Es normal que tengamos pensamientos absurdos, ahí no está el problema, el problema es lo que hacemos cuando esos pensamentos han llegado; en vez de descartarlos en dos segundos, como pensamentos abusurdos que son, nos los creemos, nos sentimos culpables por tenerlos y sufrimos por ello. La cuestión es aprender a darles el tratamiento adecuado en dos segundos (enviarlos a la papelera de nuestro cerebro y después vaciar la papelera). Cuando se aprende a hacer eso, el TOC ya es historia.

Matthieu Ricard. afirma que «ampliar el amor altruista es el camino de la felicidad». Es decir, que altruismo (por definición, la diligencia en procurar el bien ajeno aun a costa del propio), y felicidad, son conceptos profundamente enlazados. El altruismo es «el reto de nuestro tiempo» y lo concretó en «tener más consideración con los otros». El monje explicó que la felicidad es un estado mental, una forma de ser y ver la vida, que debe ser trabajada y practicada y que «no funciona si nos preocupamos solamente de nuestra propia felicidad; cumplir el amor altruista es el camino a la felicidad».

↓↓↓↓↓Descargar↓↓↓↓↓